‘Matamba’ no se fugó, lo desaparecieron, dice guardia del Inpec investigado por el caso

 


El cabo del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario, Inpec, Milton Libardo Jiménez Arboleda, quien prestaba servicio en la cárcel La Picota de Bogotá, sorprendió al sistema judicial colombiano al asegurar en una carta manuscrita fechada el pasado jueves 5 de mayo, que el narcotraficante Juan Larinson Castro Estupiñán, alias ‘Matamba’, fue desaparecido por las autoridades, y que en realidad no protagonizó ninguna fuga del penal, como se ha informado.

Jiménez Arboleda hace parte en estos momentos de la investigación por la espectacular fuga, y enfrenta cargos de la Fiscalía por la presunta comisión de los delitos de favorecimiento de fuga y abuso de autoridad, de los cuales se declaró inocente.

En un aparte de su escrito, dirigido a “periodistas y opinión pública en general”, publicado por la revista Semana, el cabo Jiménez, dice: “Dicho interno (Matamba) estaba a punto de declarar la verdad y salpicar funcionarios del Estado”.

Sin embargo, además de la carta en la que hace esta grave afirmación, el guardia de prisiones no aporta pruebas contundentes de su dicho, y más bien utiliza el manuscrito para denunciar supuestos malos tratos y violaciones procedimentales de que ha sido víctima en el caso que le llevan.

Por ejemplo, señala en su misiva que en el proceso por la fuga del narcotraficante se le han vulnerado todos sus derechos fundamentales.

“Me encuentro secuestrado por parte de la Fiscalía, y se ha incumplido una orden emitida por un juez de la Republica el cual ordenó que me llevaran a un establecimiento del Inpec. En la actualidad se me están violando derechos fundamentales como el derecho a la familia”, señaló el guardia del Inpec.

Indicó además que desde hace dos meses no ha tenido contacto con sus hijos, ni con su esposa ni abogados.

El cabo Jiménez se encuentra privado de su libertad desde el pasado 23 de marzo por orden de un juez de control de garantías.

El suboficial dijo además que se considera un “chivo expiatorio” dentro de este proceso penal, que es el único procesado penalmente por la fuga de ‘Matamba’, considerado uno de los narcotraficantes más poderosos en el sur del país

Larinson Castro, ‘Mataba’, es requerido por una Corte Distrital de Estados Unidos, habría tenido nexos con oficiales del Ejército para que se modificaran los operativos de búsqueda en su contra.

En el proceso judicial que le adelanta la Fiscalía General al guardia del Inpec Milton Libardo Jiménez Arboleda, se afirma que habría dejado la puerta abierta de manera intencional del patio en el que se encontraba Matamba, para que este saliera sin ningún problema en medio del cambio de guardia en la madrugada del 18 de marzo.

El narcotraficante habría caminado por el centro carcelario vestido con la ropa de uno de los guardias del Inpec, pasó sin problema algunos puestos de control y salió del centro carcelario ubicado en el sur de Bogotá en un vehículo de la institución.

Las autoridades revelaron en su momento que habría pagado una millonaria suma de dinero para sobornar a funcionarios y trabajadores del Inpec.

Entrada destacada